60f Mirizio, Annalisa [WorldCat Identities]
WorldCat Identities

Mirizio, Annalisa

Overview
Works: 9 works in 25 publications in 2 languages and 77 library holdings
Genres: History  Criticism, interpretation, etc 
Roles: Editor, Author, edc
Classifications: PQ6046.L68, 849.104
Publication Timeline
.
Most widely held works by Annalisa Mirizio
Los trovadores: recepción, creación y crítica en la edad media y la edad contemporánea by Meritxell Simó( Book )

8 editions published in 2018 in Spanish and Catalan and held by 42 WorldCat member libraries worldwide

Fuera del cuadro : cine, palabra e imagen en las artes modernas( Book )

6 editions published in 2014 in Spanish and held by 19 WorldCat member libraries worldwide

Los ensayos recogidos en este volumen proponen pensar a través del cine y otras manifestaciones visuales las relaciones entre las artes. (EDITOR)
Los antimodernos del cine : una retaguardia de la vanguardia by Annalisa Mirizio( Book )

5 editions published in 2014 in Spanish and held by 11 WorldCat member libraries worldwide

Del pathos al logos, del logos a la escritura : el deseo de las mujeres en las políticas del deseo y la écriture féminine by Annalisa Mirizio( )

1 edition published in 2004 in Spanish and held by 1 WorldCat member library worldwide

Ficcions del pluralisme l'espai ficcional en les arts visuals contemporànies by Paula Juanpere Duñó( )

1 edition published in 2014 in Catalan and held by 1 WorldCat member library worldwide

Tadeusz Kantor la construcción del espacio escénico by Silvia Susmanscky Bacal( )

1 edition published in 2015 in Spanish and held by 1 WorldCat member library worldwide

Si bien nuestra primera intención fue dedicar el presente estudio a los maniquíes de Tadeusz Kantor, durante la etapa de investigación el foco centrado en ese particular objeto -que el artista consideraba marginal- se fue ampliando en la medida en que, al inscribirlo en una perspectiva teórica como al resto de los elementos escénicos, los cuerpos artificiales aparecieron como otro signo, si bien peculiar, de un lenguaje escénico que vertebraba a todos los demás. ¿Por qué el artista había elaborado una propuesta espectacular centrada en la visualidad, en los objetos, en el cuerpo del actor -no en el actor- o sus repeticiones artificiales? El marco de la revolución teatral de principios del siglo XX y las décadas siguientes lo explican en parte. Sin embargo, el recurso constante de Kantor a la reflexión teórica durante la creación de sus espectáculos y su práctica paralela de la pintura -que plantea sus propios cuestionamientos- nos permitieron acceder a un terreno más vasto e inexplorado que el de las concomitancias con las vanguardias artísticas pasadas y actuales. En dichos escritos Kantor libra una batalla permanente contra la representación en el campo del arte, prolongando batallas anteriores, pero planteando sus estrategias ocupando, paradójicamente, el terreno de lo supuestamente representable: la realidad y el objeto real. A esta pregunta siguió otra, inherente a ella: ¿cómo se hizo realidad en la escena una realidad vital que se negaba a representar? Ambas apuntan a dos de las direcciones en que se mira el teatro de Kantor: en primer lugar, al teatro mismo y luego, a los demás discursos que lo atraviesan -plásticos, literarios, estéticos, históricos, éticos y religiosos- sumados a la memoria personal, presente en sus últimas puestas en escena, y el paulatino giro autobiográfico que estas van adoptando. De aquí que hayamos acudido a dichas disciplinas en la elaboración de algunas respuestas. En consecuencia, se ha dedicado un espacio considerablemente mayor a la segunda pregunta, el "cómo", en tanto la pregunta sobre el "por qué" inicial alude a los fundamentos de su opción artística, pero del "cómo" deriva la hipótesis de partida: establecer un marco de comprensión en el cual la construcción del espacio escénico, colonizado por la realidad vital a través de los objetos, sea capaz de dar cuenta de la complejidad y la interdisciplinariedad de la creación de Tadeusz Kantor y los dispositivos de que se sirvió para desterrar la representación de la escena y sostener la autonomía de la obra de arte. Acorde con las dos preguntas acerca de la escena de Kantor, el estudio fue dividido en dos partes. En la primera se intenta responder a la pregunta de "por qué", incidiendo en el marco conceptual de las rupturas de la escena kantoriana respecto de lo que se entendía por "teatro", para lo cual se han abordando las nociones de representación versus repetición y de la ilusión teatral. Estas cuestiones hacían necesario especificar a qué clase de realidad pertenecían sus creaciones teatrales, que cumpliera la premisa de no ser representable, que nos ha remitido a los textos de Bruno Schulz, en los cuales se apoya su propia concepción. Está dividida en tres capítulos. El primero gira en torno al eje dicotómico realidad/ representación el cual, según la nomenclatura de Michel Foucault, enfrenta el "orden del espejo" al "orden de la repetición". Dichos conceptos apuntalan la comprensión de la escena de Kantor en la segunda parte. El artista opondrá la repetición a la mimesis como estrategia para tergiversar las categorías representativas, en especial los aspectos temporales, al enfrentar el tiempo circular de la primera al tiempo cronológico de la segunda. El espectáculo paradigmático de esta estrategia será Wielopole, Wielopole (1985), que desde el título constituye la puesta en escena de la repetición, que sustraía a la creación de la categoría de lo ilusorio y la integraba en una realidad otra, la del campo artístico, en el cual se inscribe la obra total de Kantor
Pulsión, goce y placer en el pensamiento francés de 1957 a 1973 by Maider Tornos Urzainki( )

1 edition published in 2015 in Spanish and held by 1 WorldCat member library worldwide

La producción de la imagen pública de la persona en el discurso de las redes sociales telemáticas by Julio Hardisson Guimerà( )

1 edition published in 2019 in Spanish and held by 1 WorldCat member library worldwide

Durante las últimas décadas hemos asistido a la penetración masiva de las tecnologías de la información en la mayor parte de las esferas de las actividades humanas y en las diversas instituciones que articulan el orden social contemporáneo. Se trata, asimismo, de un proceso transformación material de la cultura en el que –mediante la digitalización generalizada de soportes y medios– se han integrado en un solo sistema numérico toda una serie de tecnologías analógicas y procedimientos diversos que hasta hace poco encontrábamos por separado, yuxtapuestos o entrelazados. Con todo, la proliferación exponencial de las tecnologías digitales no puede observarse como la mera invención y diseminación social de unos objetos técnicos que mecánicamente precipitan una serie de cambios en la manera en la que se organiza y comunica una sociedad. La tecnología siempre se desarrolla en el seno de un orden social concreto, nunca fuera, y resulta, en consecuencia, engañoso atribuirle un estatus externo y falsamente especializado. En este sentido, se ha de tener en cuenta el estrecho vínculo que existe entre la emergencia de las comunicaciones telemáticas y un orden social en el que una buena parte de las instituciones tradicionales –como la familia nuclear, asociada al hogar, al trabajo estable y a un medio como la televisión– se debilitan. En un contexto en el que las relaciones sociales se atomizan, el trabajo se vuelve temporal y la movilidad de las personas se generaliza, un dispositivo sociotécnico ubicuo, bidireccional y personalizado como el telemático parece hallarse en condiciones de rearticular y cohesionar un entorno inestable y fragmentado. A través de plataformas como las redes sociales, la comunicación telemática no solo cubre las necesidades de orientación, entretenimiento e información que la población demanda de un modo que la televisión tradicional apenas puede alcanzar, sino que es capaz de dotar a los individuos de una presencia constantemente actualizada en el dominio público digital. En otras palabras, permite construir discursivamente una imagen personal a partir de distintos recursos semióticos, verbales y visuales, de cara a la audiencia, un fenómeno que en gran medida emerge como respuesta a la problemática de unas relaciones sociales y laborales inciertas, precarias y progresivamente desterritorializadas. Es por ello que tanto Internet como las redes sociales telemáticas hayan de ser consideradas, más allá de meras cuestiones instrumentales, como instituciones sociales de pleno derecho y formas culturales centrales en la contemporaneidad. Una forma cultural, en el caso de las plataformas sociales, caracterizada por el self-publishing (capacidad que otorga a los usuarios de generar y compartir sus propios contenidos), el sense-of-copresence (la simulación de un entorno compartido) y el stream-of-data (organización de la información en forma de flujo centralizado y permanentemente actualizado). Con todo, también se ha de tener en cuenta que las nuevas y acuciantes necesidades sociales pueden ser cubiertas de distintos modos. La breve historia de Internet nos muestra que en la evolución de las distintas plataformas digitales se suceden diversas configuraciones, reconfiguraciones y fusiones de modelos, en ocasiones antagónicos, de entender la comunicación telemática, hasta llegar al modelo hegemónico representado por Facebook e Instagram en la actualidad. Un modelo de red social corporativo en el que prima la función promocional y el principio de popularidad, los cuales se inscriben materialmente en la interfaz a través de mecanismos como el rating, liking, friending o sharing en combinación con una serie de estrategias que favorecen la cuantificación de las interacciones y la asimilación de la conversación telemática a una suerte de intercambio mercantil. Es en este escenario, por tanto, donde ha de ubicarse la producción discursiva de la imagen pública de la persona actualmente. Un contexto que obliga a plantearse en qué medida el sujeto produce su propia imagen personal y hasta qué punto esta imagen es producida por la misma estructura discursiva subyacente en la interfaz. Una imagen, o doble virtual, que, por lo demás, tampoco puede desvincularse de una función promocional que atraviesa múltiples tipos de discurso; expande más allá de sus fronteras disciplinas vinculadas a la publicidad, el marketing o la propaganda; crea nuevas variedades discursivas; y, en definitiva, se constituye en una función dominante de nuestra cultura y de la sociedad de consumo contemporánea
Somniar l'edat mitjana( Visual )

1 edition published in 2013 in Catalan and held by 0 WorldCat member libraries worldwide

 
Audience Level
0
Audience Level
1
  Kids General Special  
Audience level: 0.89 (from 0.85 for Somniar l' ... to 1.00 for Somniar l' ...)

Languages